Header Paginas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • Imagenes
  • Investigación
  • Actividades
Atlas de Imagenes Dermatológicas
Ver más Atlas de imagenes
Posters de Congresos
Ver más Posters de Congresos
Docencia INDERMA
Ver más Docencia INDERMA
Atlas de Imagenes Dermatológicas
Ver más Atlas de imagenes
Área de investigación
Ver más Área de investigación
Docencia INDERMA
Ver más Docencia INDERMA
Nuestros Médicos
Ver más Nuestros Médicos
Sedes y Horarios
Ver más Sedes y Horarios
Actividades y Eventos
Ver más Actividades y Eventos

Recibe Nuestro Boletin

Si deseas recibir nuestro boletin, favor registrate y obten nuestras publicaciones.

Acceso Webmail

Selecciona que dominio tiene tu correo

indermaguatemala.com

inderma.org.gt

Historia PACOLEP

El 9 de Marzo de 1973 fué fundado PACOLEP
image

En 1973 es Fundado INDERMA

image

Dr. Fernando A. Cordero

En 1960 el asilo la Piedad es nombrado Hospital Nacional Ramiro Gálvez. Trece años más tarde, se llevo a cabo la supresión del leprocomio como centro asistencial específico y la creación del Instituto de Dermatología y Cirugía de Piel, INDERMA, bajo la dirección del Dr. Fernando A. Cordero C.

El 9 de Marzo de 1973 fué fundado el PATRONATO DE ACCIÓN CONTRA LA LEPRA, una asociación no lucrativa, no religiosa, apolítica y de beneficencia, cuyo objetivo principal era promover y llevar a cabo en la República de Guatemala la campaña nacional de lucha contra la lepra y enfermedades dermatológicas afines.

En 1983 el Profesor Dr. Carlos N. Cordero es nombrado Director, iniciando la ardua tarea de reparar y modernizar las instalaciones y reorganizar la campaña rural con un equipo médico y paramédico auxiliar.

Desde el 2012, el Dr. Carlos N. Cordero A. dirige la Institución promoviendo su desarrollo como Centro Dermatológico multidisciplinario con proyección académica internacional.

Inicio del Leprocomio

La historia de la Lepra en Guatemala se remota a la época de la colonia y las vicisitudes de los diferentes hospitales, también conocidos como lazaretos, Leprocomios o asilos para elefantiásicos, destinados para el ciudadano y tratamiento de los leprosos, se iniciaron desde la fundación de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala. Debido a que desde la antigüedad se ha descrito a la lepra como enfermedad nefasta, pecaminosa, maligna, contagiosa e incurable se consideraba que la medida más apropiada de prevención de la patología era separar al enfermo de su núcleo familiar y de la sociedad.